Ir al contenido principal

LA MEMORIA OLVIDADA


LA MEMORIA OLVIDADA

Casi no quedan vestigios de la dolorosa historia de los mensú en el infierno de los yerbales establecido y explotado por empresas transnacionales que aterrizaron en el país después de la Guerra contra la Triple Alianza. La Industrial paraguaya S.A. fue una de esas empresas extranjeras latifundistas que desembarcaron en el país beneficiándose con la cesión de miles de hectáreas de bosques y yerbales vírgenes por un período de 100 años que los gobiernos paraguayos de post guerra se vieron forzados a negociar. En una publicación del Diario Última Hora, del 25 de enero pasado, la periodista Brigitte Colmán rescata la sangrienta historia que se esconde detrás de la producción de la yerba mate, bajo un régimen esclavista impuesto por la mencionada empresa transnacional que se instaló en Itakyry, Alto Paraná, desde donde dirigió su imperio de terror y sangre. Motivó esta interesante nota periodística el relato de un joven historiador paraguayo Cristian Benítez que logró restaurar la casona ocupada por la Industrial Paraguaya SA para convertirla en un museo, que ahora corre el riesgo de su desaparición por la falta de seguridad y apoyo y por encontrarse dentro de una propiedad privada.  “Acá había objetos, pero han sido despojados… aquí estaban los libros de la Industrial Paraguaya” explica el mencionado historiador.  “Aquí está la memoria viva del Paraguay corroído – siguió diciendo – aquí está la historia del mensú del esclavo de los yerbales que mencionan Roa Bastos y Rivarola Matto”  y finalmente reclama frustrado: “Es evidente que los intereses de la clase política actual no van dirigidos hacia el fortalecimiento de la educación, la cultura, la identidad nacional y el rescate de su soberanía” Le podemos decir más. Esta es la historia que se quiere ocultar.  Y no hubiera quedado documentada esta realidad lacerante de nuestro pueblo si no fuera por el periodista español Rafael Barret, que llegó a Buenos Aires en 1903 y se trasladó al año siguiente a nuestro país en misión periodística para cubrir la revolución de 1904. En Paraguay se casó con una paraguaya y tuvo descendencia. Renunció a su empleo en el Ferrocarril como un acto de protesta por el trato expoliatorio que sufrían sus obreros. Fue apresado y deportado al Uruguay, desde donde siguió su campaña de reivindicación de los más desheredados, especialmente de los mensú, verdaderos esclavos de los yerbales. Enfermo se fue a Francia en busca de alivio y ya no pudo salvar su vida. Falleció en 1910 a la edad de 34 años. Fue el primero en denunciar el terrible drama de los yerbales. Escribió al referirse al mensú: “Medio desnudo, desamparado el obrero del yerbal es un perpetuo vagabundo de su propia cárcel” Entre sus obras se destacan “El dolor paraguayo”, “Lo que son los yerbales” “Moralidades actuales” y “Mirando vivir” El verdadero drama es que la empresa imponía un régimen de vida y muerte. Luego de reclutar a los jóvenes en sus valles, adelantándoles dinero, que después jamás podían cubrir porque se les pagaba poco y tenían que pagar los trapos y la comida. Si intentaban escapar se les perseguía a muerte con perros y matones, que casi siempre cumplían su cometido. Una guarania con el título de “Ka´aty” (yerbales) de Rigoberto Fontao Meza y José Asunción Flores, describe el dolor de los mensús que añoraban a sus valles y a sus seres queridos, sin poder retornar a sus pueblos. Se reunían  y cantaban: “Tras aquellos montes, arroyos y cerros, yo imito doliente al urutaú. Y mi lindo pueblo de largo destierro, lleva la nostalgia del mbarakapu” A quién le importa esta historia. Si en muchas otras empresas hasta hace muy poco la esclavitud laboral seguía vigente.  Se está perdiendo la memoria histórica. No tenemos que avergonzarnos del dolor de nuestro pueblo. Debemos preguntarnos hasta qué punto estas experiencias siguen influyendo en nuestro presente.  No podemos permitir que no sea una prioridad el “fortalecimiento de la educación, la cultura, la identidad nacional y el rescate de la soberanía” No podemos permitir que la corrupción siga destruyendo la naturaleza de nuestro ser nacional.

Comentarios

Entradas populares de este blog

MORIR EN LA PAVADA

MORIR EN LA PAVADA.
Este cuento utilizó el sacerdote en su homilía de este domingo. No citó ninguna fuente pero me pareció interesante como tema de reflexión y heme aquí intentando recordar los detalles del mismo. Un hombre que vivía cerca de una montaña había encontrado en la parte más alta de la misma un huevo. Este era más grande que el de la gallina, y más pequeño que el del avestruz. No podía serlo porque cómo harían la gallina y el avestruz para subirse hasta la cima, pensó. Lo trajo a su casa y como estaba empollando una pava lo puso en su nido. Nacieron las pavitas y entre ellas había una  que parecía más grande y con algunos rasgos y pelos diferentes. Mamá pava cuidaba de todas ellas. Las pavitas crecían comiendo lombrices y frutitas silvestres. Cuando ya estaban crecidos los pavos, el granjero se dio cuenta que aquel huevo que trajo de la montaña era el de un cóndor. Sin embargo este pavo- cóndor seguía comportándose como los otros pavos. Un día que éste vio pasar un cóndor v…

BLINDAJE INCONSTITUCIONAL

BLINDAJE INCONSTITUCIONAL.
Al parecer cundió el pánico entre los parlamentarios de nuestro país a raíz de la pérdida de investidura del Senador Oscar González Daher del Partido Colorado,que se constituyó así en el primer caso en todo este tiempo de vigencia de la Constitución Nacional de 1992. La ciudadanía había celebrado con entusiasmo y esperanza este hecho teniendo en cuenta la preponderancia del poder legislativo con respecto a los demás poderes. En efecto, el Parlamento puede destituir al Presidente de la República y a miembros de la Corte Suprema de Justicia, por la vía del juicio político, pero sus miembros, muchos de ellos con imputaciones y procesos judiciales, se vienen manteniendo seguros y campantes, utilizando toda clase de influencia política y las interminables chicanas para impedir ser enjuiciados y condenados. Muchos de ellos figuran de nuevo en la lista de candidatos y con grandes posibilidades de ser reelectos. Como en nuestra Constitución no figura la revocatoria …

EL PAÍS DE LOS VOTOS PERDIDOS

EL PAÍS DE LOS VOTOS PERDIDOS.
Esta expresión corresponde al periodista y escritor Andrés Colmán Gutiérrez quién en su comentario sobre las últimas elecciones nacionales dijo haber confirmado que su voto por una de las opciones parlamentarias, no apareció en el acta de resultado ¿Fue un hecho casual? ¿Un error material previsible? No. No fue casual y mucho menos un caso único. Miles de electores denunciaron lo mismo. La tecnología, en este caso, se constituyó en prueba fehaciente de esta irregularidad. Todas las actas de todas las mesas fueron elevadas a la página Web de la Justicia Electoral. Cualquier elector de cualquier punto del país puede comprobar si los datos que figuran en el acta electoral de su mesa registran todos los votos depositados en la misma. ¿Qué habrá pasado con los votos extraviados? ¿Simplemente se les hizo desaparecer o fueron utilizados para incrementar los votos de otras candidaturas? En estos días se completó el juzgamiento en primera instancia de las actas …